FacebookTwitterGoogle+Youtube

Llega el iPhone X sin lector de huellas y con reconocimiento facial

Apple presenta un todo pantalla que funciona con gestos y se desbloquea con la cara.

 

Por fin llegó el móvil del décimo aniversario de la compañía de la manzana, el esperado iPhone X (se lee diez), con bastantes novedades respecto sus predecesores (iPhone 8 i iPhone+) así como de la competencia Android.

El iPhone X por fin presenta un diseño todo pantalla, salvo una pequeña zona en la parte superior, a modo de pestaña, dedicada a alojar los diversos sensores. Un diseño un tanto revolucionario por prescindir de lector de huellas y apostarlo todo, o casi todo, al reconocimiento facial o Face ID, si bien no se elimina la posibilidad de desbloquear el dispositivo con los métodos más tradicionales salvo la huella.

Los gestos mandan el iPhone X

La eliminación de lector de huellas, no solamente de la parte frontal sino de todo el dispositivo, plantea la duda de cómo navegar por las diversas aplicaciones. Apple lo ha resuelto de manera sorprendente implementando los gestos a un nivel nunca visto.

Y es que ahora en la parte inferior de cada pantalla veremos una fina línea horizontal que nos indica el punto desde el que tenemos que desplazar el dedo hacia arriba, gesto que significa el ‘volver a incio’. Otro gesto desde la esquina superior derecha en diagonal abrirá los widgets de control de multimedia. Etc.

Gestos

Todo pantalla

El iPhone X tiene un panel OLED en una pantalla Super Retina HD, que ofrece HDR con unn contraste 1.000.000:1, alta resolución y brillo, con unas dimensiones de 5,8”, resolución de 2.436 x 1.125 y 458 pixels por pulgada. Usa la tecnología True Tone, con la que, a través de un sensor de luz ambiental de seis canales, ajusta el balance de blancos a la temperatura de color de la luz ambiente. Desde Apple indican que esto reduce la fatiga visual.

Tanto la parte delantera como la trasera son de vidrio con siete capas para ofrecer más dureza y minimizar, en teoría, la huellas. Los bordes son de acero inoxidable.

El iPhone X dispone de carga inalámbrica, gracias a la trasera de vidrio, y es resistente al agua, salpicaduras y polvo con certificación IP67.

iPhone X

El Face Id, el reconocimiento más avanzado

Sin duda una de las mayores novedades de este dispositivo del décimo aniversario es el reconocimiento facial, o Face ID, que pretender sustituir el uso de la huella digital. Y lo cierto es que parece que funciona bastante bien y servirá, incluso, para pagar.

El sistema consiste en un escaneo de la cara y cabeza del usuario con más de 30.000 puntos invisibles, para crear un mapa de profundidad detallado.

Selfies mejorados.

El nuevo iPhone X mejora la experiencia de los selfies, y añade efectos de luz para mejorarlos. También se incluyen los Animoji, gracias a la cámara TrueDepht que analiza más de 50 movimientos musculares para crear animaciones graciosas con los personajes incluídos.

Animoji

Cámara dual

El iPhone X dispone de doble cámara trasera de 12 Mpx, con zoom óptico hasta x10 para fotos y x6 para vídeos y estabilización óptica, que son capaces de detectar la profundidad de campo y el rostro, para mejorar los retratos con desenfoque e iluminación de estudio.

Retratos

Motor neuronal

En un artículo anterior hablábamos del nuevo Huawei Mate 10, que estrenaba un chip con procesamiento neuronal o inteligencia artifical. Pues bien, el nuevo iPhone X presenta el A11 Binonic, un chip que tiene también un motor neuronal que, según Apple, es capaz de realizar hasta 600.000 millones de operaciones por segundo. Este chip, unido a los cuatro núcleos de la nueva CPU prometen un rendimiento más que eficiente.

Además todo lo anterior hace que el Face ID sea capaz, sobre el papel, de adaptase a los cambios en el aspecto conforme pasa el tiempo, de manera que no haga falta volver a procesar el rostro según se cumplan años.

Según Apple, circustancia que no hemos probado, la batería de este dispositivo dura hasta dos horas más que el iPhone 7.

Precio desorbitado

Lo peor, con diferencia, es el elevado precio de este terminal, que supera de largo los 1.000 euros, llegando a más de 1300 euros en la versión más top. La relación calidad / precio de otras opciones (léase Android) harán dudar y desechar el iPhone X a la mayoría de usuarios, salvo los más fanáticos y fieles a la marca, que estén dispuestos a desembolsar esa cantidad de dinero por tener lo último de la manzana mordida.

Otras especificaciones:

Colores: Gris espacial y Plata.

Capacidades de 64 y 256 GB no ampliables.

Dimensiones: Alto: 14,36 cm; Ancho: 7,09 cm; Grosor: 0,77 cm; Peso: 174 g

Auriculares: EarPods con conector Lightning (no hay conector para auriculares)

Tarjeta Nano SIM

Temperatura de funcionamiento: 0 a 35 ºC

Contenido de la caja:

iPhone con iOS 11

EarPods con conector Lightning

Adaptador de Lightning a toma para auriculares de 3,5 mm

Cable de conector Lightning a USB

Adaptador de corriente USB

Documentación

 

Más información en https://www.apple.com/es/iphone-x/